Reseña «Mil veces hasta siempre», de John Green

mil_veces_hasta_siempre_portadaTítulo: Mil veces hasta siempre
Título original: Turtles All the Way Down
Autor: John Green
Idioma original: inglés
Año de publicación: 2017
Género: literatura juvenil
Número de páginas: 286
Perfil del libro en Goodreads
Lee las primeras páginas aquí
Valoración: ⭐️⭐️⭐️⭐️

Primeras frases del libro:

«La primera vez que caí en la cuenta de que yo podría ser un personaje de ficción, asistía de lunes a viernes a un centro público del norte de Indianápolis llamado White River High School, en el que fuerzas muy superiores a mí que no podía siquiera empezar a identificar me exigían comer a una hora concreta: entre las 12:37 y las 13:14».

¿De qué trata?:

Aza, una adolescente con ansiedad y trastorno obsesivo compulsivo, comienza a investigar la desaparición del padre de Davis, un amigo de la infancia, y retoma la relación que habían perdido años atrás.

Vale, ¿y qué me ha parecido?:

Así, como resumen rápido y para empezar: me ha parecido ESPECTACULAR cómo John Green muestra los problemas mentales de Aza, ese hilo de pensamientos de una persona con ansiedad. Consigue tal realismo que te das cuenta de que el autor sabe de lo que habla. Y solo puedo darle las gracias por mostrarlo así, tan real; por profundizar en un tema del que se habla a menudo pero que muy pocas veces se trata bien; por explicar algo que es difícil transmitir a otras personas que no lo sufren.

«Le hablé del matemático Kurt Gödel, que tenía tanto miedo de que lo envenenaran que no comía nada que no hubiera preparado su mujer. Un día su mujer se puso enferma, tuvieron que ingresarla en el hospital, y Gödel dejó de comer. Le dije a Davis que aunque Gödel sin duda sabía que las posibilidades de morirse de hambre eran mayores que las de que lo envenenaran, no comía, así que murió de hambre. A los setenta y un años. Vivió con su demonio durante setenta y un años, y al final su demonio se lo llevó.

Cuando terminé de contárselo, me preguntó:

—¿Te preocupa que te pase lo mismo?

—Es muy raro saber que estás loco y no poder hacer nada, ¿sabes? No es que creas que eres normal. Sabes que tienes un problema. Pero no encuentras la manera de solucionarlo. Porque no puedes estar seguro, ¿entiendes? Si eres Gödel, no puedes estar seguro de que no han envenenado tu comida».

Alivia leer este libro y pensar: «Sí, es exactamente así como se desarrolla toda la madeja de pensamientos», y ver que no eres el único al que le ocurre, e identificarte con Aza y emocionarte con sus pequeñas victorias y llorar con sus pequeñas derrotas. Joder.

«Me recordé a mí misma que no tenía fiebre, y mi yo me contestó: “No tienes fiebre TODAVÍA”».

Porque Mil veces hasta siempre habla de ansiedad y TOC de una forma cercana y dura. Te mete en la cabeza de una persona que lo sufre y es brutal, y me daban ganas de aplaudir con cada explicación aunque a la vez estuviese pasándolo fatal con la protagonista. Tú experimentas la ansiedad de Aza, tú experimentas el trastorno obsesivo compulsivo de Aza.

Y creo que la importancia del libro reside en eso: muestra estos problemas de manera directa, clara, realista, sin romanticismo de por medio, la mierda tal cual es. Porque no hay nada de guay en sufrir ansiedad o TOC.

«Supuestamente todo el mundo tiene pensamientos intrusivos. Miras desde un puente o desde donde sea y de repente se te ocurre que podrías saltar. Y si eres como la mayoría, piensas: “Vaya, qué pensamiento tan raro”, y sigues adelante con tu vida. Pero en algunas personas el invasor se adueña de todo y desplaza todos los demás pensamientos hasta que no eres capaz de pensar otra cosa y te pasas el día o pensando ese pensamiento o intentando desviarte de él».

La novela, además, transmite un mensaje brutal y maravilloso de «vale, sí, tienes este problema mental, y habrá momentos jodidos y malos, pero también los habrá buenos, y vivirás tu vida y esos momentos malos se irán y volverán, y esos momentos buenos también se irán y volverán. Pero vivirás. Tu enfermedad mental no es todo lo que eres, pero sí forma parte de ti».

Hay algo que me resquema un poco, y es el hecho de que se intente vender la novela como una historia de amor adolescente entre Aza y Davis. Eso es algo que sí, influye directamente en la protagonista, pero la historia de amor no es lo esencial de la novela Y BRAVO POR ELLO.

La historia va de algo más importante: de Aza en sí y sus problemas mentales y todo a lo que se enfrenta día a día, la lucha que mantiene consigo misma y sus pensamientos. También de su relación con Davis, sí, pero sobre todo con su mejor amiga, Daisy, y su madre. Y sobre la falta de su padre.

Por suerte, Green hace un tratamiento fantástico del «romance» en el libro y lo resuelve de la manera correcta y tremendamente real. Me ha flipado, sobre todo, que enamorarse de un chico, estar con él, no resuelva los problemas de Aza (algo en lo que tienden a caer todos los libros, series y películas). Bravo por esto también.

¿He dicho ya que Mil veces hasta siempre ha tocado mi fibra sensible y me ha flipado?

No, en serio, si quieres entender al menos un poco cómo funciona la cabeza de una persona con ansiedad, que se enreda una y otra vez en sus propios pensamientos, lee este libro.

Frases destacadas:

«Cualquiera puede mirarte. Pero muy pocas veces encuentras a alguien que ve el mismo mundo que estás viendo tú».

«El verdadero terror no es asustarse; es no tener elección».

Mira, de verdad, qué fan soy de este libro y de todas sus maravillosas reflexiones.

«Supongo que llega un momento en que te das cuenta de que los que te cuidan solo son personas, de que no tienen superpoderes y de que en realidad no pueden impedir que te hagas daño».

«Las mejores conversaciones son aquellas en las que ni siquiera recuerdas de qué hablasteis, solo recuerdas cómo te sentías».

Publicado por Cintia Fernández Ruiz

Leo, escribo, corrijo. Y vuelta a empezar.

6 comentarios sobre “Reseña «Mil veces hasta siempre», de John Green

  1. ¡Hola!

    Mil veces hasta siempre fue precisamente mi última lectura (puedes ver la reseña en mi blog).
    Aunque en líneas generales sí que me gustó, me decepcionó un poco. Todo el mundo hablaba tan bien de él, que me cree expectativas muy altas.

    Lo que me encantó del libro, fue como tú dices, lo bien llevado que está el tema de la enfermedad mental. El autor lo hizo tan bien, que era muy fácil sentir y pensar lo mismo que Aza. Además, la “relación” entre Aza y Davis también me gustó mucho, me pareció muy tierna. Sin embargo, toda la parte de la desaparición de Rusell Pickett me aburrió mucho y se me hizo muy lenta (más o menos la primera mita del libro), a partir de entonces, fue cuando me enganchó de verdad.

    Nos leemos 🙂

    Me gusta

  2. ¡Hola! Antes de nada, muchas gracias por comentar y bienvenida por aquí 😀

    Sin duda, el tratamiento de la enfermedad de Aza es lo mejor del libro y lo más importante; todo lo demás… simple relleno. La historia de la desaparición de Rusell Pickett es eso, relleno (y además sin mucho sentido), y supongo que hubiese funcionado otra historia más “realista”, no había necesidad de algo así. Pero, vamos, aun así me encantó todo 😛

    Me gusta

Responder a misinsajoblog Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: