Reseña «Ácido sulfúrico», de Amélie Nothomb

acido_sulfurico_portadaTítulo: Ácido sulfúrico
Título original: Acide Sulfurique
Autora: Amélie Nothomb
Idioma original: francés
Año de publicación: 2005
Género: narrativa
Número de páginas: 168
Perfil del libro en Goodreads
Valoración: ⭐️⭐️

Primera frase del libro:

«Llegó el momento en que el sufrimiento de los demás ya no les bastó: tuvieron que convertirlo en espectáculo».

¿De qué trata?:

Un nuevo reality show simula las condiciones de un campo de concentración con un grupo de personas que han sido secuestradas y encerradas para tal fin.

Vale, ¿y qué me ha parecido?:

Para empezar, ¡la primera frase del libro es brillante!

Además, la premisa de la historia me resulta original, terrorífica y realista:

Tenemos un programa de televisión, Concentración, que simula las condiciones de vida de un campo de concentración; unos prisioneros, liderados por Pannonique, y un grupo de vigilantes/guardianes, los kapos.

La novela está escrita en 2005, cuando las redes sociales todavía no nos habían absorbido el alma. Pero la crítica a la sociedad que se hace en sus páginas estaría hoy más vigente que nunca.

Y es que, algo así (un programa de televisión) podría pasar en un futuro no muy lejano; ¡qué narices!, está pasando con las noticias diarias que nos llegan sobre atentados y guerras en otros países, con las imágenes de muertos que vemos ya casi sin inmutarnos; nos escandalizamos, nos quejamos, pero no hacemos nada; seguimos mirando. Exactamente como Nothomb cuenta en su novela; habla directamente de esta hipocresía:

«Los políticos, ante su televisor, movían la cabeza con desesperación mientras decían:
—Es terrible. Deberíamos haber intervenido».

«En los bares, la gente, medio amontonada en la barra y con los ojos clavados en la pantalla, diagnosticaba:
—Te digo yo que se la van a cargar. Es repugnante. ¿Por qué los políticos han permitido que las cosas lleguen hasta este punto? Solo tenían que prohibir esta clase de porquería. En la cúspide del Estado ya no existe moralidad, no tengo más que decir».

«El colmo de la hipocresía lo alcanzaron aquellos que no tenían televisión, que se hacían invitar a casa de sus vecinos para ver Concentración e indignarse:
—¡Cuando veo eso, me siento feliz de no tener televisión!».

En el programa no hay cámaras de gas, pero sí muertes: los kapos son los encargados, diariamente, de elegir a los prisioneros que morirán. Cuando la audiencia del programa se estanca, los organizadores le dan una vuelta de tuerca más: serán los espectadores, con sus votos, quienes decidirán quién muere. Y la gente vota, claro.

Ácido sulfúrico, de Amélie Nothomb
La premisa de la historia es original, terrorífica y realista. Foto de sinhintercalada

La protagonista de la novela, Pannonique, se dirige en varias ocasiones a las cámaras para hablar directamente a esos espectadores. Les increpa ver el programa de televisión, darle audiencia; si nadie viese semejante monstruosidad, tendrían que cancelar el programa. Pero con cada acusación de la chica, la audiencia aumenta y consigue el efecto contrario.

Los medios de comunicación están de acuerdo con ella: critican que se vea el programa, pero no dejan de publicar noticias y críticas sobre este, en vez de, como ha pedido Pannonique, no verlo, no hablar de él, no alimentarlo. La pescadilla que se muerde la cola.

Pero, en su conjunto, Ácido sulfúrico no me ha terminado de convencer. La idea, tan original, creo que está desaprovechada, que se dan pinceladas sin llegar a profundizar demasiado. La autora podría haber tirado más del hilo, desarrollar más la historia y no resolver la trama de una manera tan rápida. En un visto y no visto, el libro termina.

¡Ojo!, que, aun con esas cosas que no me han convencido, recomiendo su lectura: Ácido sulfúrico es una novelita corta que se lee rápido, con una crítica tremenda a nuestra sociedad y que no deja indiferente. Puede gustarte más o menos, pero está claro que te hará pensar.

Publicado por Cintia Fernández Ruiz

Leo, escribo, corrijo. Y vuelta a empezar.

8 comentarios sobre “Reseña «Ácido sulfúrico», de Amélie Nothomb

  1. ¡Hola!
    Madre mía, con la sinopsis que pones del libro es imposible no sentirte atraída al momento por él. Has conseguido engancharme a la historia en un minuto, una pena que no te haya llegado a convencer. Hace unos años leí un libro de Amelie Nothomb y si por algo se puede caracterizar a esta mujer es que te hace pensar y que va al grano con las cosas, aunque eso sirva a su vez para perder detalles que pueden resultar importantes. No dudaré en apuntármelo para ver cómo transcurre esta historia tan de capítulo de “Black Mirror”.
    ¡Nos leemos!

    Me gusta

    1. ¡Hola! Sí, la verdad es que tiene una sinopsis muy loca que engancha al instante. Y, aunque a mí la novela en sí no me gustó del todo, sí que recomiendo su lectura por lo original que es 😀 Si la lees, ojalá te guste.

      ¡Gracias por tu comentario!

      Me gusta

  2. “El primer capítulo” me ha quedado hasta tu blog y me ha gustado lo que he encontrado.
    Es un placer invitarte a que te pasees por El zoco del escriba y charlemos de lo que prefieras.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: