Mis 3 herramientas para organizar y escribir una novela

A veces tenemos la sensación de que cualquiera puede escribir una novela, de que es algo sencillo, pero enfrentarse a su organización (y redacción) no es tarea fácil. Y dar con el método que mejor te funcione, tampoco. A mí me ha costado encontrar esas herramientas que, ahora por fin, me resultan imprescindibles para organizar y escribir mi proyecto. Si estás en busca y captura de algún recurso parecido… ¡ojalá te sirvan a ti también!

Hasta hace un par de meses, solo había escrito relatos. El más largo, de 4.000 palabras. Me asustaba la idea de enfrentarme a una novela y, todavía hoy, me abruma por su extensión y el nivel de organización que requiere. 

En mi búsqueda por encontrar herramientas que me hiciesen algo más fácil el proceso, encontraba mil técnicas de escritura, pero no información clara y útil sobre herramientas «físicas» para organizar la historia. Así que ha sido un proceso de ensayo y error, de probar hasta encontrar mi camino y la manera que mejor me viene. 

Como todo en esta vida, a cada uno le funcionan cosas diferentes, está claro. Hay quienes utilizan tarjetas y organizan las escenas en un corcho, quienes escriben toda la historia a mano en un cuaderno, quienes directamente se ponen a escribir en el ordenador, quienes utilizan programas como Word o Scrivener… 

A mí, de momento, me están sirviendo estos tres recursos:

  1. Google Keep.
  2. Cuaderno.
  3. Google Docs.
Pantalla principal de Google Keep con notitas de un proyecto ficticio.

1. Google Keep:

Para mí, uno de esos básicos imprescindibles. Esta herramienta actúa como un taco de pósits al que se accede rápido y fácil. Son notas sin muchas florituras ni formato, útiles para anotar algún dato o idea que más tarde trasladaré a otro programa.

Una de sus grandes ventajas es que puedo acceder a las notitas desde cualquier dispositivo con internet. Así que, si de repente me entra la inspiración en el autobús, escribo esa frase clave desde el móvil y después, ya en casa, accedo con el portátil a la nota para incorporarla a mi novela.

Permite hacer listas e ir tachando, añadir fotografías, etc.

A ver, aplicaciones así hay cientos. Yo he probado otras como Milanote o Trello, que ofrecen más funcionalidades y con las que puedes colocar tarjetas en un «tablero», pero Keep, aun siendo más sencilla, me funciona mejor.

Página del cuaderno que utilizo para mi proyecto actual con información sobre uno de los personajes.

2. Cuaderno:

Para la novela que estoy desarrollando uso uno basiquísimo (que me costó 0.75 € en un bazar chino), por el simple hecho de que si es mono, me da pena utilizarlo, estropearlo, tachar y emborronar. 

El cuaderno me sirve para anotar los primeros apuntes de esas ideas iniciales. Esa primera información sobre los personajes, un esbozo de la trama, escenas clave, etc. Incluso dibujar (malamente) (tratrá) (la broma se ha quedado anticuada) el plano del apartamento del protagonista y cositas así. También pego fotos de los personajes o de cualquier cosa que pueda inspirarme o me resulte útil, pósits, etc. Es decir, voy volcando toda esa primera información que tengo en la cabeza y que, después, poco a poco, organizaré.

Soy de esas personas que, además, necesitan tener las cosas en físico, tocar el papel, escribir a mano, pasar páginas, cortar un trozo de hoja y pegar en otra, subrayar, tachar.

Listado de documentos en Google Docs de nuestro proyecto ficticio.

3. Google Docs:

El Word de Google, un procesador de texto cuya mayor ventaja es que tiene autoguardado y se almacena en la nube. No tienes que preocuparte de perder nada como aquella vez que se te estropeó el ordenador y hacía horas que no guardabas los cambios (ejem). Cada pocos segundos, lo hace él solito. Y, además, puedes acceder desde cualquier dispositivo con internet, como con Keep. Así, yo escribo desde el portátil, pero, a veces, entro también desde el móvil para añadir alguna cosilla. Tiene, además, opción de trabajar sin conexión.

Pantallazo del procesador de textos Google Docs.

Para la novela, tengo varios archivos diferentes. Uno con información suelta sobre la historia (la mayoría volcada del cuaderno): datos significativos de los personajes, detalles que tengo que recordar, etc. Otro documento con frases, fragmentos o incluso escenas que me vinieron en algún momento de inspiración y que tengo que encajar más tarde en la trama. Y, por fin, otro con la novela propiamente dicha.

Cada uno tiene su sistema, al final es encontrar el que mejor te funcione. ¿Cuál es el tuyo? ¡Te leo en comentarios!

Publicado por Cintia Fernández

Leo, escribo, corrijo. Y vuelta a empezar.

2 comentarios sobre “Mis 3 herramientas para organizar y escribir una novela

  1. Yo también soy de llevar un cuaderno porque necesito tocarlo, releerlo. Y porque me puede el romanticismo del papel. Google Drive es bastante cómodo y me ha salvado de «perder datos». No conocía Google Keeps y tal vez lo pruebe, aunque… los post it reales son demasiado tentadores 🙂 Saludos!

    Me gusta

    1. Me pasa exactamente eso con el cuaderno, que necesito tenerlo en físico y poder pasar las páginas, tocarlo, escribir a mano. 🙂 Google Keeps es bastante cómodo porque puedes acceder de forma rápida con el móvil o cualquier otro dispositivo, pero los pósits en papel también los utilizo en mi cuadernito, me gustan mucho, jajaja.

      ¡Gracias por comentar! 🙂

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: