Reseña «Al final mueren los dos», de Adam Silvera

La primera frase del libro e incluso el mismísimo título te dicen lo que va a ocurrir, no hay trampa ni cartón, pero qué poco preparada estaba cuando llegué a ese final. Ostras, qué llorera. A ver, confesión: tardé un poquito en conectar con la historia y estuve a punto de abandonarla, sobre todo por la traducción (a medias entre el español de España y el de Latinoamérica, que da como resultado una narración a veces raruna), pero una vez me acostumbré, estuve dentrísimo.

Reseña «Otras crónicas marcianas», de Ray Bradbury

Siempre me resulta difícil valorar una antología de relatos, sobre todo cuando unos me gustan mucho, otros, nada, y otros me dan igual. Con «Crónicas marcianas» lo tuve claro: me encantó, así que, antes de empezar a leer este, ya sabía que sería difícil igualarlo. Es inevitable compararlos. Por algo, los diez cuentos que conforman «Otras crónicas marcianas», algunos traducidos por primera vez al castellano, son los que no pasaron la criba para el otro. Y se nota. Está claro: para «Crónicas marcianas» eligieron los mejores.

La importancia de las primeras frases de una historia

El inicio de una historia es como un nuevo año: ofrece al lector un montón de posibilidades, le abre la puerta a cientos de opciones y oportunidades. Por eso, es tarea del escritor crear un comienzo lo suficientemente atractivo como para que ese lector quiera cruzar la puerta y continuar leyendo. Pero no es fácil.

Lecturas de diciembre: duelos, decepciones y marcianos

Después del parón lector de noviembre, mes en el que leí un total de NINGÚN libro, llegó diciembre y, poco a poco, retomé el ritmo. No es que me haya pasado como en 2021, cuando el ultimísimo libro que leí («El camino», de Miguel Delibes) se convirtió en mi favorito del año, ninguna de las tres se ha colado en mi top 5 de 2022, ni siquiera en mi top 10 mental, pero han sido lecturas entretenidas.

Mis 5 mejores lecturas de 2022

Elegir mis cinco libros favoritos de 2022 ha sido facilísimo: a todos les he dado cinco estrellas y, a día de hoy, los recuerdo con mucho cariño y los recomiendo siempre que puedo. A partir de ahí, no hay ningún orden entre ellos más que el alfabético, los cinco libritos están en el número uno del podio de mi imaginación.