La olvidada coma vocativa

La coma del vocativo parece la coma más olvidada. O la menos entendida (y, de ahí, el olvido). Sea una cosa u otra, es muy común encontrar ejemplos en publicidad (cartelería, banners, etc.), medios de comunicación, sitios web en general, escritos de la gente, e incluso libros. Si, después de leer esta entrada, comienzas aSigue leyendo «La olvidada coma vocativa»

Posesivos incorrectos en primera persona

«Levanté mis manos y, con habilidad, empecé a trenzar mi larga melena». Fíjate en los posesivos de la frase anterior. Mis manos, mi larga melena. ¿No son redundantes? Y, por tanto, también innecesarios. El uso incorrecto de los posesivos es común en las novelas, pero, sobre todo, en la primera persona: mi mano, mis ojos,Sigue leyendo «Posesivos incorrectos en primera persona»

¡«Sin hache intercalada» cumple un año!

¡El blog cumple un año! Ayer, 8 de febrero, hizo doce meses desde aquella primera reseña de George, de Alex Gino, libro que me encantó y, por ello, inauguró este pequeño rincón. El cumpleaños me ha pillado por sorpresa, para qué te voy a engañar. Se me había olvidado por completo. Pero esta mañana, muy sabiamente, FacebookSigue leyendo «¡«Sin hache intercalada» cumple un año!»

Corrección para escritores: la raya larga

Ya ha terminado noviembre y, con él, el NaNoWriMo, ese maratón de escritura para los valientes que se atreven a participar en la iniciativa: 50 000 palabras en cuatro semanas o, lo que es lo mismo, una novela enterita (o, más bien, un primer borrador). Terminada esta fase, ahora toca la siguiente: la temible paraSigue leyendo «Corrección para escritores: la raya larga»

5 errores ortográficos (más) que cometes a diario

Después de la buena acogida del post 5 errores ortográficos que cometes a diario, me he animado a hacer otro de errores que me dejé en el tintero. En realidad, se podría realizar toooda una serie de entradas hablando sobre estos fallos tan comunes. Una pequeña aclaración antes de comenzar: cada caso que propongo aSigue leyendo «5 errores ortográficos (más) que cometes a diario»